Las 5 mejores matrices de todos los tiempos para una gestión diez

Matrices imprescindibles para la gestión

Con la llegada de las nuevas tecnologías y las Redes sociales, estamos expuestos a una sobrecarga de consejos, guías y herramientas de management y gestión que ayudan a mejorar.

Pero al final, toda esa información se sintetiza en unos pocos modelos y matrices que se crearon hace ya tiempo y que a pesar de ello aún hoy siguen en plena vigencia.

Lo que te propongo es hacer un reseteo. Un reseteo mental para que elimines la paja almacenada en tu materia gris y te quedes desde hoy y para siempre con 4 o 5 ideas claras a las que podrás recurrir cuando lo necesites.

Cinco matrices de imprescindible conocimiento para que tengas una mejor percepción del entorno, la Organización, del equipo y de ti mismo. Para que tomes decisiones más ponderadas y puedas hacer mejor tu trabajo.

No es mi intención profundizar en cada una de ellas, eso lo dejo a tu elección proponiéndote unos enlaces que las desarrollan más y mejor por si quieres ampliar información.

Esta es mi selección de las cinco mejores matrices de todos los tiempos para una gestión diez.

1. Matriz BCG

La matriz de la Boston Consulting Group fue creada en 1968 por Bruce Henderson (fundador de la consultora). En un primer momento se ideó para ayudar a las empresas a analizar el ciclo de vida de sus productos pero con el tiempo se empezó a aplicar a servicios y a unidades de negocio por igual.

La matriz BCG clasifica los productos de la empresa en cuatro categorías:

Vacas: líderes del mercado.
Estrellas: productos con potencial para convertirse en los próximos líderes del mercado.
Signos de interrogación: productos o servicios que suponen un auténtico dilema para la empresa sobre cómo evolucionarán.
Perros: los que no terminan de despegar ni se espera que lo hagan.

Lo interesante de la matriz es que recomienda una estrategia a seguir por cada cuadrante. Estrategia que varía desde conservar o mantener el producto o servicio, pasando por eliminarlo, o bien dedicarle toda la atención invirtiendo tiempo, dinero y esfuerzo para hacerlo rentable y duradero.

Para saber más sobre la matriz BCG te recomiendo:

Infografía de la matriz de la Boston Consulting Group

2. Matriz de Eisenhower

A la matriz de Eisenhower se la conoce como la matriz de la gestión del tiempo.

Si hiciéramos un sondeo sobre quién es el creador de esta matriz, una amplia mayoría la atribuiría a Stephen Covey, quien la recogió en su libro «Primero lo primero». Sin embargo, pocos saben que Covey desarrolló esta matriz tomando como punto de partida una famosa cita que D. Eisenhower (Presidente de los EEUU) dejó para la posteridad:

Tengo dos tipos de problemas: urgentes e importantes. Lo urgente casi nunca es importante, y lo importante rara vez es urgente.

La matriz de la gestión del tiempo combina dos variables: lo importante, que es todo aquello relacionado con los objetivos que queremos alcanzar; y lo urgente, las tareas que requieren de nosotros una acción inmediata.

Es sumamente útil. Nos ayuda a reflexionar sobre las tareas a realizar para que prioricemos bien y no nos dejemos llevar únicamente por la urgencia del momento.

¿Quieres saber más? Te propongo:

 

Matriz Eisenhower

3. Matriz FODA/ DAFO/ FOCA o SWOT

La matriz FODA o DAFO (como prefieras llamarla) es el equivalente de la sigla inglesa SWOT.

FODA: Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas.

SWOT: Strenghts, Weaknesses, Opportunities, Threats.

Se trata de una herramienta que sirve para analizar la situación en que se encuentra “Hoy” un producto, un proyecto, una empresa, una persona, etc. Algo así como una fotografía que abarca un contexto muy amplio de aquello que se quiere analizar para luego plantear una estrategia de futuro.

Existe una corriente que sugiere cambiar la expresión FODA por FOCA. Es decir, cambiar la palabra Debilidades por Carencias. Quienes lo defienden afirman que la palabra debilidad implica algo permanente que no se puede cambiar ni mejorar, mientras que la carencia da a entender que es temporal, y a pesar de que nos falta podemos obtenerlo con esfuerzo y tiempo. Un argumento bastante razonable.

La matriz FODA ayuda a tomar mejores decisiones. Primero se hace un diagnóstico de la empresa, marca, producto o persona que es objeto de análisis. Análisis en el que se indaga en los puntos fuertes, débiles, dificultades que impiden cumplir los objetivos, etc. Y después de adquirir esa visión global se plantea una estrategia para crecer en todos los ámbitos.

Si quieres saber más, consulta:

 

Matriz Dafo y Foda

4. Matriz de la revisión del talento.

La matriz de la revisión del talento también es conocida como el modelo de las 9 cajas. Si bien no está muy claro su origen, muchos autores lo atribuyen a la consultora McKinsey, quien al parecer desarrolló esta matriz con el fin de evaluar las diferentes unidades de negocio. Mas tarde fue utilizada por la General Electric con la intención de evaluar el potencial de cada individuo dentro de la Organización.

La matriz del talento evalúa a los colaboradores en dos dimensiones: su desempeño pasado y su futuro potencial, y de la combinación de ambos ejes resulta una red de 9 cajas.

Además de ser utilizada para evaluar el talento dentro de las Organizaciones, también sirve para planificar la sucesión de cargos directivos. Pero lo mejor de esta matriz es que ayuda a reconocer que en el equipo hay una mezcla de colaboradores con distintos talentos. Muchos directivos solo se centran en los mejores y se olvidan que hay otros colaboradores también importantes, con necesidades distintas y a los que también hay que desarrollar para que el equipo siga creciendo.

Lecturas recomendadas:

 

Matriz de las 9 cajas

5. Matriz RACI de funciones y roles.

En la gestión de un proyecto, especialmente en aquellos en los que intervienen un gran número de personas, es importante dividir con antelación las tareas y responsabilidades para evitar confusiones.

Más de una vez la gente termina haciendo la misma tarea, duplicando trabajo y perdiendo tiempo cuando no queda claro quién debe hacer qué.

Para ello, la matriz RACI propone definir bien los 4 roles principales para cada tarea o actividad: Responsible (el encargado de realizar la tarea), Accountable (responsable último de que la tarea se realice con éxito), Consulted (expertos en la materia que proporcionan información) e Informed (personas que deben estar al día sobre el progreso de la actividad).

Es una herramienta muy útil en procesos de cambio organizativo y al iniciar nuevos proyectos.

Si quieres saber más, te recomiendo:

Infografía de la Matriz RACI

Si te ha gustado el artículo, compártelo en tus redes sociales. ¡Gracias!

5 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *