¿Es tu estilo de liderazgo el participativo? Descubre los pros y contras. #Infografía

Reunión informal con el equipo.

Cuando hablamos de liderazgo tendemos a encorsetar demasiado los conceptos.

Emparejamos todo lo participativo, la cooperación y el estilo negociador con lo que es bueno, válido y eficaz; y al contrario, identificamos el estilo autoritario como el menos conveniente que da origen a líderes que son temidos y odiados.

Ni lo uno ni lo otro.

El líder autoritario y directivo no tiene por qué ser siempre dañino. Es más, puede dar mejores resultados y ser más útil y eficaz que otros estilos más participativos. Todo depende de cuándo, dónde y con quien lo empleas.

Sabemos que hay varios estilos de dirección, sí; pero es difícil encontrar a alguien que se ajuste claramente a uno de ellos. Lo más habitual es combinar algunas de las características de dos o incluso más estilos y no ceñirse de manera inflexible a uno de ellos.

Precisamente de eso se trata el liderazgo situacional, de adaptarse y encontrar la manera más apropiada de dirigir atendiendo a cada circunstancia. Y aunque cada persona se identifica con el estilo que más se asemeja a su carácter, lo que hace a un líder fuerte es saber dar a cada problema un enfoque único y actuar según el nivel de madurez de cada miembro del equipo, y ahí reside la verdadera dificultad.

el lider participativoA veces los mandos creen que deben tratar a todos por igual. Unas veces por evitar el “qué dirán” (“Con fulanito no es tan exigente, o tiene más contacto, o a él le presta más apoyo…”) en una malentendida igualdad, y otras veces porque lo fácil y más cómodo para el mando es obviar la particularidad de cada miembro del equipo y pensar “yo soy así, y que los demás se adapten a mí.”

Cada persona es distinta, con sus fortalezas y debilidades, sus necesidades y motivaciones, y qué menos que tratar a cada uno según su singularidad para ser lo más justo posible.

En el post de hoy hablaremos de uno de los estilos de liderazgo: el participativo. Probablemente el que más aprecian los seguidores. Y como una imagen vale más que mil palabras, he preparado estas  infografías donde se cuenta el tipo de liderazgo que ejerce, cómo se le puede reconocer y qué pasa por su cabeza y la de sus seguidores, así como las dificultades a las que se enfrenta. Espero que te sea útil.

Estilo de líder participativo

Contras del liderazgo participativo

Cada mes trataremos un estilo de liderazgo. En septiembre, el directivo. No te lo pierdas 😉

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo en tus redes sociales. ¡Gracias!

Imágenes cortesía Corbis: ©Laura Beach, ©STUDD y ©Steve Hix

4 comentarios

  • Jose Antonio Antolín (Jota)

    Reblogueó esto en "Reflexiones".

  • Pingback: La calculada pasividad del líder laissez-faire o líder liberal.

  • Lucio David Osorio Gomez

    Completamente de acuerdo los estilos de liderazgo ni uno es tan malo como ninguno tiene la verdad absoluta; tenemos que adaptarnos dependiendo la situación que se nos presente, el estilo participativo nos ayuda de una manera que hace que el trabajador se sienta cómodo ante este líder, pero no hay que perder de vista que el subordinado tiene una personalidad distinta, es decir son heterogéneos, podemos adaptar diferentes estilos siempre y cuando no se desvíen del objetivo o meta principal que es por el bien común de la organización.
    El participativo da grandes resultados por su flexibilidad y manera de proceder, es el favorito para alcanzar los objetivos con sus pros y contras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *