Sácale partido a la “Rueda de Tu Vida”

Herramienta de coaching: la rueda de la vida

La “Rueda de la Vida” es una interesante herramienta de coaching que ideó Paul J. Meyer y que puede resultar muy útil a los mandos intermedios.

En no más de 15 minutos y siguiendo 5 sencillos pasos, te permite obtener una panorámica de tu vida tal y como está en este momento. Es decir, muestra un balance para ver a qué áreas estás prestando más atención, cuáles estás descuidando y poder aclarar tus prioridades. Pero sobre todo, te permite reflexionar sobre qué grado de satisfacción tienes en cada área y si te estás centrando o no en aquellas que te aportan mayor bienestar y felicidad.

Se llama así porque tiene forma de círculo dividido en 8 segmentos iguales o “quesitos” separados por los radios de lo que podría ser una rueda, como en la imagen.

La Rueda de la Vida tiene múltiples utilidades. Puedes utilizarla para conocer hasta qué punto tienes una vida equilibrada, o bien realizarla a los miembros del equipo, puesto que es un soporte gráfico estupendo en el que apoyarse para dar o recibir feedback y conocer de primera mano el grado de satisfacción que tienen tus colaboradores en el trabajo.

Antes de empezar, comentar que no hay una Rueda de la Vida única. De hecho, puedes personalizarla a tu gusto, añadiendo, eliminando o cambiando segmentos para adaptarla más a ti. Tanto es así, que os presentaré no una, sino tres Ruedas de la Vida para que utilicéis la que más os guste.

¿Quieres saber cómo funciona?

Paso 1: Decide qué áreas de la vida quieres medir.

Lo primero es etiquetar las áreas o categorías de la Rueda; es decir, decidir cómo se va a llamar cada “quesito” para más tarde medir su grado de satisfacción. Como sugerencia, las siguientes imágenes:

8 áreas de la Rueda de la Vida

Ocho roles de la Rueda de la Vida

Rueda-de-la-vida-en-el-trabajo

 

Paso 2: Identifica tus Top 3.

Puesto que no todas las categorías son igual de importantes, identifica cuáles son las tres áreas más importantes para ti “en este momento”. Aquellas que son prioritarias para alcanzar tu felicidad hoy. Ten en cuenta que a lo largo del tiempo el grado de importancia va cambiando y lo que ahora parece prioritario, dentro de 6 meses puede no serlo.

Paso 3: Después de reflexionar, puntúa cada área de la Rueda.

La puntuación va del 1 al 10. El 1 (en el mismo centro) representa el grado más bajo de satisfacción y 10 (en el borde exterior) el más alto.

Insisto en la importancia de pensar detenidamente y profundizar un poco en cada área antes de decidir qué puntuación dar.

Por ejemplo, para la VIDA en general puedes preguntarte si crees que dedicas tiempo suficiente a tu círculo cercano, si valoras la relación que os une, y te sientes apoyado por ellos o si te involucras en las actividades sociales que se organizan (Familia/Amigos); puedes preguntarte si optimizas bien el tiempo, si dispones de tiempo suficiente para reponer energías o la frecuencia en la que practicas tus hobbies (Tiempo Libre); o bien, reconocer si sueles salir de la zona de confort, si te gusta o rehúyes el cambio o todo lo que conlleva riesgos y si aprendes cosas nuevas (Crecimiento Personal); y así con las restantes áreas hasta completar la Rueda.

En cuanto a la Rueda de la vida del TRABAJO, las siguientes preguntas son un comienzo para ayudarte a puntuar lo más fiel posible a la realidad:

» Capacidad de trabajo:

  • ¿Estoy satisfecho con mi rendimiento?
  • ¿Realmente quiero trabajar en lo que hago?
  • ¿Estoy motivado para hacerlo bien?

» Propósito:

  • ¿Tengo la posibilidad de aportar mi know-how a la empresa?
  • ¿Desarrollo tareas que aportan valor?

» Objetivos:

  • ¿Tengo objetivos claros?
  • ¿Sé lo que estoy haciendo bien, lo que no y cómo puedo mejorarlo?

» Talento:

  • ¿Coincide mi talento con el trabajo que realizo?
  • ¿Me siento competente y confiado en lo que hago?
  • ¿Están desaprovechadas mis capacidades?

» Control:

  • ¿Cómo controlan mi trabajo?
  • ¿Tengo libertad para tomar decisiones y asumir responsabilidades?
  • ¿Confía mi jefe en mí?

» Pertenencia:

  • ¿Disfruto con mi trabajo?
  • ¿Me siento identificado con la empresa?
  • ¿Estoy a gusto con mis compañeros?
  • ¿Están cubiertas mis necesidades?

» Reconocimiento:

  • ¿Me siento apreciado?
  • ¿Tienen en cuenta mis opiniones y me escuchan como me gustaría?
  • ¿Valoran el trabajo que realizo?

» Crecimiento:

  • ¿Tengo la oportunidad de progresar?
  • ¿Me siento apoyado para afrontar nuevos retos?
  • ¿Veo por delante un futuro prometedor?
  • ¿He tenido retos últimamente?

Paso 4: Une con una línea la puntuación que has dado a cada área e interprétala.

Aparecerá el nuevo perímetro de la Rueda de tu Vida, parecido a la figura que sigue.

Paso 4: Unir puntuación de cada área.
Este es el momento de preguntarse qué aspecto tiene la Rueda y si a primera vista ves o no grandes desequilibrios. Fíjate en lo que destaca. ¿La esperabas así o el resultado ha sido una sorpresa?

Lo primero es observar qué áreas son las que has puntuado por debajo de 5, y en segundo lugar, si alguna de ellas es de las Top 3. Casi siempre la puntuación alta en un determinado “quesito” tiene incidencia directa en que otro esté por debajo de lo esperado.

Sabiamente, el creador de la Rueda de la Vida advierte que la Rueda ideal no es tener un 5 o más en cada segmento. Así que no te agobies si tu Rueda está muy desproporcionada, porque el descuidar un área en particular puede ser una opción libremente decidida y con un propósito planificado. Cada momento es distinto, y por eso mismo las prioridades de hoy pueden ser distintas dentro de 6 meses. Ahora bien, lo que de verdad, de verdad importa, es que ninguna de las áreas que consideras clave (tus Top 3) tengan una baja puntuación.

Paso 5: Piensa en tu Rueda ideal.

Paso 5: pensar en la rueda ideal.Para que este ejercicio tenga sentido, llega el momento de preguntarse cómo sería tu Rueda ideal y marcar el nuevo perímetro de dónde te gustaría estar en cada área de la vida, como en la imagen.

Si has seguido el proceso, el dibujo mostrará el balance visual de lo que tienes ahora y de lo que sería para ti el equilibrio ideal.

Evidentemente habrá que centrarse allí donde haya mayor diferencia de puntuación.

Paso 6: Actúa.

La Rueda quedaría incompleta si no nos planteáramos medidas para intentar recuperar el equilibrio. Tres acciones por cada área descuidada pueden ser suficientes.

No obstante, como las categorías están interrelacionadas, hay que preguntarse si con esas medidas vamos a lograr lo que queremos o nos traerá consecuencias indeseadas en otras áreas, no vaya a ser que al tirar de la cuerda por un lado, la acortemos sin querer por el otro.

Como ves, no es tan fácil como parece.

Pero sí puede ayudarnos el saber de antemano qué es exactamente lo que queremos y qué opciones tenemos, para después decidirse por aquellas que nos ayuden a lograr una mayor felicidad sin que tengan un efecto negativo en nuestras TOP 3.

¡Suerte con ello!

Si te ha gustado la entrada, puedes compartirla en tus redes sociales. ¡Gracias!

Enlace recomendado:
La Rueda de la Vida en Excel (de uso libre y gratuito).

5 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *